Paradoxias, heterodojas (II)

He de confesar que tengo una naturaleza feble, mezquina. Prueba de ello es que normalmente no puedo quedarme callado cuando me insultan, mientras que los cumplidos me dejan mudo.

Published in: on agosto 6, 2011 at 00:17  Comments (1)  
Tags: , , , , ,

Terapia de pareja

Mi marido ha dejado de hablarme, doctor. Y no es porque esté muerto, no. En vida no me dirigía la palabra. Pero durante la misma noche del velatorio empezaron los reproches, los insultos. Y, sin embargo, prefiero sus palabras de odio a ese silencio insoportable con el que me despreciaba día a día. Supongo que ahora, que mi condena es firme, está satisfecho y por eso ha vuelto a callarse. Jamás pensé que tuviera que degollarle para hacerle hablar.

Published in: on junio 26, 2011 at 23:03  Comments (2)  
Tags: , , , , , ,

Tesis, antítesis, síntesis

Se dice que somos señores de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras. Paradójicamente, no hay mayor esclavitud que la de las palabras que debieron decirse y no se dijeron.

Published in: on diciembre 3, 2010 at 15:46  Dejar un comentario  
Tags: , ,