In memóriam, L.

… Y, como regalo de despedida, como el beso que se le da al hijo que se va a dormir, nos dejaste un día de primavera en pleno Enero.

Published in: on enero 10, 2011 at 22:14  Dejar un comentario