Más allá del bien y del mal

Hace muchos, muchos años, un peregrino presenció sobrecogido cómo los cielos se abrían y se precipitaba desde las alturas una figura alada envuelta en llamas. El peregrino corrió a auxiliar al ángel caído, le dio de beber y curó sus heridas. De repente, estalló una terrible tormenta. Dios estaba furioso. Por un lado, quería castigar al hombre que había salvado a Lucifer, origen de todo mal. Por otro lado, el peregrino había hecho una buena acción, desconocedor de sus consecuencias, y merecía recompensa por ello. Dios, que odia las contradicciones, decidió en ese momento dejar de hablar a los hombres. No quería estar en contacto con criaturas que le causasen tales conflictos. El peregrino, atribulado, oía resonar en su alma los reproches de Dios y su posterior silencio. Lucifer, conocedor de los pensamientos de Dios, levantó el vuelo y se despidió del peregrino con una sonrisa y una promesa:

-No te preocupes, peregrino: yo jamás dejaré de hablarles a los hombres.

Published in: on febrero 11, 2011 at 22:37  Comments (2)  
Tags: , , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://microescritos.wordpress.com/2011/02/11/mas-alla-del-bien-y-del-mal/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Hay gente que piensa que el teléfono de Dios siempre está apagado o fuera de cobertura. Yo creo que en realidad siempre está comunicando porque se pasa las horas muertas hablando con el Papa.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: