Elipsis y apocalipsis (III)

Hace casi veinticinco años que leí Más allá del bien y del mal. Para mí, una eternidad.

Aquel año se cumplían cien de su publicación. Para Nietzsche, casi un instante.

[Dedicado a P. Daffari, que a menudo me guía por el jardín de senderos que se bifurcan…]

Published in: on diciembre 12, 2010 at 21:44  Comments (3)  
Tags: , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://microescritos.wordpress.com/2010/12/12/elipsis-y-apocalipsis-iii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Sólo hay una cosa equiparable a una dedicatoria: un brindis.
    Le lanzo el guante con todo el cariño y la admiración que merece conminándole a que elija fecha, lugar, padrinos y “armamento”.

  2. Sea.

  3. Recuerdo aquella frase del prólogo que me marcó desde el principio: “La tan tiesa como morigerada tartufería del viejo Kant, con la cual nos atrae hacia los tortuosos caminos de la dialéctica”. No se ha vuelto a ver un bigote semejante; ni tan siquiera el de José María Iñigo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: