Ahora tú, lector

Algunos me consideran afortunado, un superviviente, pero yo me sé portador de la desgracia. Quizá desde la antigua guerra, en la que mis compañeros caían abatidos por la metralla que dejaba un cerco limpio a mi alrededor. Posteriormente, cuántas veces he salido de un edificio que al rato era pasto de las llamas; o apenas si he posado los labios en una copa cuyo contenido ha resultado ser mortal para el resto de los comensales. Los íntimos que me quedan desconfían, y no les culpo. Mis intentos por limpiar mi aura resultan vanos, y fallecen por una causa u otra los que han intentado enderezar mi suerte con ciencia o sortilegios.  Todo lo que roza mi mano se deteriora sin que a mí me pase lo más mínimo. Y he de hacerte notar, lector, con más pena que culpa, que mis ojos han sido los penúltimos en leer estas líneas que tú lees ahora.

Published in: on noviembre 27, 2010 at 22:38  Comments (2)  
Tags:

The URI to TrackBack this entry is: https://microescritos.wordpress.com/2010/11/27/ahora-tu-lector/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. De manera más prosaica te digo, querido autor, que me ha gustado mucho tu relato.

    • Gracias, Polo. Veo con alivio que ha sobrevivido al maleficio y sigue vivito y, espero, coleando. Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: